miércoles, 4 de enero de 2017

Impredecibilidad

Hoy, después de mucho tiempo, me siento a retomar un lado oscuro de mi personalidad que tenía tan encerrado como el silencio que mantenía sobre la palabra tan deseada por los latidos, movimientos sentimentales que en algunos casos se quebrantan por orgasmos y en otros... se deshumanizan por despedidas...

La última vez que deje salir ese pedazo de diablo hambriento por una experiencia nueva, encontré un mundo de satisfacción por dominancia con la puerta cerrada, en un cuarto blanco que solo albergaba un sofá clásico negro y muchas velas que usaban tanto ese tono positivo para representar el deseo como ese tono negativo para infundir el pecado mientras una esperma se derretía y la otra se contenía hasta el momento desesperado de satisfacción.

Recuerdo aún cómo fue que decidí dejar atrás la benevolencia y comportamiento nocturno usual por extender la mano hacia el sonido de la locura que solo se expresaba con espaldas femeninas arqueadas, rostros de ojos cerrados, labios que se muerden y pieles tensas por encontrar posiciones complicadas retando a nunca terminar la guerra del sexo que se había olvidado disfrutar.

Decidí hacer del acto de entrega con sentimientos, un ritual de silencio, rasguños y ojos vendados que, sin miedo a perder la piedad o la cordura se transformó en instinto para leer lo que quiere el libertinaje al desnudo con cada gemido... El diablo había salido por una simple curiosidad y esta se tornó un infierno mezclado con la maldición del insomnio porque ya no sentía con el alma, porque ya no satisfacía a la misma... solo usaba y dominaba.

Todo ese recorrido de mi pasado, ese laberinto se disipó como arena en el desierto por un solo momento donde dejé de esconder lo que hacía en la noche por mostrar lo que era y buscar lo que había olvidado como humano, por hacer a un lado la transgresión del sexo y respirar la esencia de la seducción desde una mirada hasta un beso robado.

El diablo se había estrellado con otro tipo de incitación que lo dejaba con su única capacidad de defenderse, la impredecibilidad...

Continuará!! :3

No hay comentarios:

Publicar un comentario